ACTA DE LA SESIÓN DE 20 DE MARZO DE 1936

En Fuencaliente a 20 de marzo de 1936. Previa convocatoria al efecto expresiva de los asuntos que habían de ser tratados, se reunieron en el salón de sesiones de estas Casas Consistoriales, bajo la presidencia de D. Juan José García-Moreno Muñoz, los señores Vocales de la Comisión Gestora Municipal D. Fernando Gómez Bernabé, D. Nicanor García Díaz, D. Eduardo Pérez Díaz, D. Inocencio García Delgado, D. Benito Piedrabuena Pozo, D. Fernando García Lozano, D. Gregorio Delgado Gutiérrez, no asistiendo los vocales D. Regino Morales Vates, D. Felipe García García y D. Teodoro Pérez Santos.

Siendo la hora de las diez y nueve el señor Presidente declaró abierta la sesión, procediendo yo el Secretario a la lectura del acta anterior que fue aprobada.

Seguidamente el Sr. Presidente dio cuenta a la Corporación de haberse recibido un oficio del Sr. Comandante del Puesto de la Guardia Civil de esta Villa, expresando que el contrato del nuevo local para instalar en él este Puesto, había sido aprobado por el Excmo. Sr. Ministro de la Gobernación, con fecha 26 de febrero último, faltando solo la orden de esta Corporación para efectuar el traslado, interesando se le comunique para participarlo a la vez a la Superioridad. Enterados los señores presentes del asunto expuesto, fue tratado el mismo convenientemente, habiendo discrepancia sobre el contrato de arriendo del Local mencionado, por considerar el concejal D. Gregorio Delgado Gutiérrez que en el precio estipulado resultaba exageradamente gravoso al Municipio, y mas en esta ocasión de crisis de trabajo en que tantísimos obreros hay parados, que el gasto que tal arriendo proporciona, si no todo, parte podría dedicarse a resolver dicha crisis; en tal estado, el Sr. Presidente sometió a votación el mismo, resultando que de los ocho Concejales asistentes, cinco se pronunciaron en favor de que se autorice el traslado al nuevo local del puesto de la Guardia Civil, dos por la anulación del contrato de arriendo, y una papeleta en blanco, acordándose de conformidad con el resultado de dicha votación y además por unanimidad que se estudie bien el acuerdo del Ayuntamiento anterior aprobando repetido contrato de arrendamiento por si se pudiera anular, o en otro caso se vea si procede la revisión para que su importe sea con arreglo a la renta que figura del edificio en cuestión.

Después, el Sr. Alcalde dio a conocer a la Corporación la propuesta de lista o padrón de familias pobres del término que hayan de recibir asistencia gratuita en el año actual, formada por la Junta Local de Sanidad y Beneficencia. Estudiada convenientemente referida lista y discutido el caso, se acordó por unanimidad, en consideración al número de familias pobres existentes en esta Localidad como igualmente el de obreros en paro forzoso que carecen la mayor parte del año del jornal y de todo otro medio de vida, por lo cual en forma alguna les permite sus medios económicos adquirir medicinas, dándoles esta situación derecho al mentado beneficio, elevar el número de familias pobres hasta ciento cincuenta con derecho a asistencia médico-farmacéutica y de comadrona gratuita, siendo éstos los mas necesitados, procediéndose en su virtud a la formación del mencionado padrón por separado y aprobado se acordó también se exponga al público por plazo de quince días a efectos de reclamaciones.

Con tal motivo se pasó a tratar del suministro de medicinas a la Beneficencia por las Farmacias establecidas en esta Localidad, por considerar conveniente el que dicho suministro se hiciera un mes por cada farmacia para mejor organización de este servicio, que al hacerlo así, resultaría mas equitativo e igual el despacho de recetas entre ambas farmacias y también con algún beneficio para el Municipio, acordándose en consecuencia por unanimidad señalar que cada farmacia suministre un mes medicinas a la beneficencia, dando principio a ello en el mes siguiente por la de los Herederos de D. Faustino Muñoz Pozo, a cuyos efectos se les hará saber a las Farmacias mencionadas.

A continuación el Sr. Alcalde hizo uso de la palabra exponiendo la situación tan angustiosa de los obreros y pequeños agricultores de este término, los primeros por carecer en absoluto de trabajo desde hace cuatro meses o más, y los segundos por falta de tierras donde ir a labrar, se encuentran todos en paro forzoso, y siendo de tal índole las calamidades que están pasando, que tienen que implorar la caridad pública, siendo de tal necesidad adoptar medidas rápidas para resolver tan grave problema que de no ser así sobrevendrán graves conflictos ocasionados por el hambre que se padece; lo que hacía presente a la Corporación. Tratado el asunto por la misma, y conocida por todos la angustiosa situación del elemento obrero y pequeños agricultores, a los que este Ayuntamiento viene socorriendo y dando trabajo en la medida que sus fuerzas económicas alcanzan y que ya tiene agotadas con exceso, se acuerda por unanimidad se acuda a los poderes públicos pidiendo medios para resolver tal situación, y como mejor medio a juicio de esta Corporación, propone como solución definitiva, la parcelación de los montes de estos Propios susceptibles de cultivo agrícola, recabando al mismo tiempo auxilio económico para aquellos que les sean entregadas parcelas, porque en otro caso no podrían ponerlas en estado de producción, a cuyo efecto se designa una Comisión de este Ayuntamiento compuesta del Sr. Alcalde, Concejal y agricultor D. Fernando García Lozano, y Secretario de la misma, que en unión de un obrero, se trasladen a la mayor brevedad a Ciudad Real y si fuera preciso a Madrid, a realizar las gestiones necesarias al fin acordado, y se dé cuenta a la Corporación del resultado de la gestión.

Incontinenti, el Sr. Alcalde dio cuenta de un escrito firmado por bastantes vecinos y obreros de esta localidad en que se pide a este Ayuntamiento la destitución de los empleados subalternos del mismo, que sean contrarios al régimen republicano, y discutido detenidamente este asunto por los señores de la Corporación acordaron por unanimidad dejar pendiente el caso para estudiar mejor las condiciones de cada empleado con relación al desempeño de su cargo.

Con lo cual se dio por terminada la sesión a las veinte horas, levantándose la presente acta que leída y hallada conforme la firman los señores expresados de que yo el Secretario certifico.