ACTA DE LA SESIÓN DEL DÍA 20 DE JULIO DE 1938

En la villa de Fuencaliente a veinte de julio de mil novecientos treinta y ocho previa convocatoria hecha al efecto expresiva de la orden del día, se reunieron en el Salón de sesiones de este Consejo municipal, bajo la Presidencia del señor Alcalde Fernando García Lozano al objeto de celebrar la sesión pública y ordinaria correspondiente a este día, los Consejeros, Severiano Pérez García, Escolástico Camacho Coslado, Antonio Muñoz García-Moreno, Escolástico Pérez García, Emilio Pérez Santos, Antonio Muñoz Casado, y Felipe García García; dejando de comparecer Florentino Gallardo Heras sin excusar su falta de comparecencia.

Siendo la hora de las veintidós prefijada en la convocatoria, el señor Presidente declaró abierta la sesión. Actúa de Secretario el que lo es en la actualidad Antonio Morales García.

Acto seguido el señor Presidente hizo saber a los concurrentes, que ya habían visto por la cédula de convocatoria expresiva del orden del día en la que figuraba como primer punto a discutir era el de acordar el canon que debía imponerse a los agricultores que le habían sido cedidos los desmontados por el Ayuntamiento en el monte de estos Propios llamado Arroyo del Azor para que éstos lo aprovecharan. Entablada discusión sobre el particular, se acordó por unanimidad de los concurrentes, el que debido a la mala cosecha que éstos habían obtenido en dichos desmontados, el de no imponerles canon alguno y solamente por este primer año de aprovechamiento, dejando éste para en años sucesivos.

Después se pasó a tratar sobre el asunto de la Secretaría del Ayuntamiento y aunque se tomó acuerdo sobre este particular, el señor Alcalde de acuerdo con la mayoría de los Vocales que constituyen el Consejo ha tomado la determinación de dejar nulo éste, en virtud de que él que había de hacerse cargo nuevamente de esta Secretaría, Ervigio Pérez Serrano, éste le había manifestado a la Alcaldía el no poder aceptar dicho ofrecimiento por encontrarse desempeñando otro empleo.

Y por último se pasó a tratar sobre la forma en que habían de ser abonados los haberes de los dos vigilantes que había sido nombrados en la sesión anterior y toda vez que no había consignación en presupuesto para atender a dicho pago, acordándose por unanimidad, que de no haber consignación para ello en Imprevistos, había que hacer una transferencia de créditos de capítulos y artículos no invertidos para cuyo efecto habría que instruir el oportuno expediente con todas las formalidades establecidas para ello.

Con lo cual se levantó la sesión y de ella la presente de que yo el Secretario certifico.