ACTA DE LA SESIÓN EXTRAORDINARIA CELEBRADA POR EL CONSEJO MUNICIPAL EL DÍA 8 DE FEBRERO DE 1939

En la villa de Fuencaliente a ocho de Febrero de mil novecientos treinta y nueve siendo la diez y seis hora y previa convocatoria al efecto se reunieron en la Casa Consistorial, bajo la Presidencia de Severiano Pérez García primer Teniente en Funciones de Alcalde, los Consejeros Municipales  Felipe García García, Pedro Ramos Casado, Faustino Pareja Lorente, y Gerardo García Moreno Gil, no asistiendo el también consejero Escolástico Camacho Coslado, por ausencia justificada.

Abierta la sesión y leída el acta de la anterior que es aprobada, el Secretario por orden de la Presidencia da lectura a una orden del CRIM número 3 fechada en veintiocho de Enero último, otra del Gobierno Civil de tres del actual, y una tercera de la Inspección Provincial de Sanidad del día cuatro del corriente, referentes todas a movilización en sus puestos de trabajo de individuos pertenecientes a reemplazos llamados a filas recientemente. Enterada la Corporación del contenido de las mismas, por unanimidad acuerda el que siguiendo las instrucciones recibidas solicite la Alcaldía la movilización en sus puestos del médico titular D. Antonio Garrido Aguado perteneciente al reemplazo de mil novecientos veintidós, la del Practicante titular D. Manuel Gómez Conde de el de mil novecientos veintiuno, la del auxiliar de farmacia Manuel Muñoz Mohedano del mismo reemplazo que el anterior y la del Recaudador de Arbitrios Municipales Teófilo Muñoz Casado de el de mil novecientos diez y ocho, por considerar a los cuatro verdaderamente insustituibles; el primero por estar su compañero D. Santiago Torres Álamo pendiente de su reintegro a su misión para tomar posesión de una plaza titular en el consejo de Almodóvar del Campo para la que fue nombrado por éste en treinta y uno de Diciembre próximo pasado; el segundo por ser único profesional de su cargo en esta villa; el tercero por no existir en ella ningún farmacéutico y estar aprobado en una asignatura de la carrera de farmacia y el cuarto por poder reputarse de técnico en su cometido puesto que toda su vida se ha dedicado a esa actividad y su ausencia y cesación en ella originaría graves perjuicios al Consejo en el corriente año en que lleva los arbitrios por administración.

Acto seguido y también por unanimidad se acuerda el que la propia Alcaldía haga lo oportuno en solicitud de que todos los movilizados para fortificaciones de los reemplazos de mil novecientos quince y mil novecientos diez y seis sean destinados a la Compañía forestal o a la sesenta y nueve de carreteras destacadas en ésta donde se espera habrán de producir un mayor rendimiento en sus trabajos.

Y ultimado el orden del día el Presidente levanta la sesión a la diez y siete hora y de ella la presente acta que firmarán los consejeros asistentes y que yo, el Secretario, autorizo.