INFORME - PROPUESTA PARA CREAR UNA

RESERVA NATURAL

EN LOS MONTES PUBLICOS DE FUENCALIENTE

volver a la pagina principal

EL INFORME, ENCARGADO POR LA CONSEJERIA DE AGRICULTURA Y MEDIO AMBIENTE, HA SIDO REALIZADO POR LA EMPRESA PUBLICA TRAGSA.

ESTA PROPUESTA ES IMCOMPATIBLE CON LA CONSTRUCCION DE LA AUTOPISTA DE PEAJE POR EL TERMINO MUNICIPAL

El Ayuntamiento de Fuencaliente ha presentado al Ministerio de Fomento, para ser adjuntado a sus alegaciones sobre la autopista de peaje Toledo-Córdoba, un exhaustivo estudio de los valores medioambientales de su Término Municipal, elaborado por la empresa pública TRAGSA (Tragsatec) para la Consejería de Agricultura. El Estudio, redactado en diciembre de 2002, lleva por título "Cabecera del Río Cereceda", y es un informe-propuesta para declarar una Reserva Natural en los Montes Públicos de Fuencaliente.

En el informe, que es un completísimo estudio de los valores medioambientales de Fuencaliente, se hace un estudio detallado de la flora, fauna y hábitats de interés que se localizan en el Término, y que justifican la propuesta de declaración de Reserva Natural.

Este proyecto es incompatible con la construcción de la autopista de peaje. A continuación transcribimos un resumen del mismo


 

 INFORME PROPUESTA

"CABECERA DEL RIO CERECEDA"

DESCRIPCIÓN GENERAL

1.INTRODUCCIÓN

1.1. Generalidades

En los últimos años en la provincia de Ciudad Real se han declarado un área crítica, cinco monumentos naturales y una reserva natural. Además, están en proceso de valoración otras muchas áreas que podrán ser protegidas por un amplio abanico de figuras recientemente incorporadas por la Ley 9/1999 (DOCM nº 40). La promoción de estas nuevas figuras pretende dar flexibilidad, coherencia y continuidad a la red provincial ya existente.

1.2. Funciones y valores de los ecosistemas forestales

Las funciones y valores más destacados de los ecosistemas forestales, como los existentes en la cabecera del río Cereceda, son los siguientes:

- Los ecosistemas forestales, al igual que muchos otros, participan en procesos generales tales como la fijación de carbono atmosférico, la producción de oxígeno, la regulación del clima local y la creación y conservación del suelo.

- Constituyen importantes reservas de agua que, de una forma u otra, intercambian con los ecosistemas adyacentes.

- Diversifican el paisaje del territorio, en el que destacan muchas veces por su forma y colorido.

- Son lugares utilizados por los animales salvajes como escenario de muchas de sus actividades: campeo, pastoreo, reproducción, baño, bebida, descanso, etc.

- Albergan gran variedad de hábitats y especies, ya que son medios muy dinámicos en los que se dan condiciones favorables para la vida.

- Sirven de corredores ecológicos y, con frecuencia, representan islas de biodiversidad en un entorno muy transformado.

- En territorios en los que existen períodos secos más o menos prolongados y acentuados pueden servir de refugio a especies muy exigentes en humedad, debido a que la sequedad atmosférica se compensa con la humedad edáfica. En este sentido, cabe destacar la presencia de especies de óptimo centroeuropeo y atlánticas en robledos de umbrías y alisedas.

- Proporcionan variados recursos materiales a la población humana, tales como madera, leña, ramón, carbón, picón, pastos, miel, frutos silvestres, hongos comestibles, caza y pesca.

- Ofrecen múltiples posibilidades de esparcimiento: contemplación de vida silvestre, pintura, caza fotográfica, pesca deportiva, etc.

- Son buenos indicadores del grado de intensificación de los usos del territorio.

- Tienen un interés pedagógico, científico y conservacionista innegable porque son ecosistemas poco conocidos, frágiles y cada vez más extraños en el paisaje.

- Independientemente de su estado de conservación actual, representan un legado natural que tenemos que cuidar y dar a conocer.

2. APUNTES GEOMORFOLÓGICOS

Por lo que se refiere al valle alto del Cereceda, las principales formas del relieve son las sierras que lo delimitan, en cuyos altos destacan el poderoso morrón de Dornilleros y el cerro Arrayanes. Aunque en todas las sierras hay pedrizas, llaman más la atención las de las solanas de Madrona. La vertiente más notable del valle es la del Collado del Viento, que se abre entre Madrona y Arrayanes. Entre los diferentes collados (de los Lobos, del Viento, de Valmayor, etc), sobresale el de los Gavilanes porque en él se parten las aguas que van a parar a los ríos Cereceda y Valmayor y al arroyo de Nueve Veces, afluente del Montoro.

3. APUNTES GEOLÓGICOS

Desde el punto de vista geológico, el valle alto del Cereceda es una combe, es decir, una depresión anticlinal. Las sierras que lo enmarcan exponen sus frentes cuarcíticos hacia el valle y son, en realidad, parte de los flancos del citado anticlinal.

En el valle alto del río Cereceda predominan las rocas paleozoicas, pero también se encuentran materiales más antiguos y más modernos. El Precámbrico está representado por los esquistos de Alcudia. El Ordovícico es el periodo mejor representado en el territorio. La serie ordovícica comienza con una alternancia de conglomerados, areniscas, pizarras y cuarcitas del Tremadoc. Concordantes con ellos aparece un potente paquete de cuarcita del Arenig que origina los relieves culminantes de las sierras de Dormideros y Madrona. En las laderas de las sierras aparecen depósitos recientes, fundamentalmente coluviones.

4. APUNTES CLIMÁTICOS

Sierra Madrona es una zona de ombroclima subhúmedo y en la que se aprecia un aumento de las precipitaciones hacia el oeste y a medida que se asciende en altura.

La orientación a solana o umbría, la cercanía de ríos y arroyos, la densidad de la cubierta vegetal, la posición del nivel freático y lo más o menos rocoso que sea el terreno, tiene que dar origen necesariamente a gran variedad de contrastes climáticos. Teniendo en cuenta los distintos factores macro y microclimáticos, podrían distinguirse en el conjunto del valle una serie de áreas de distinto grado de continentalidad y oceanidad:

Áreas de gran continentalidad

Son los altos de las sierras Madrona y Dornilleros. Los contrastes térmicos son más acusados aquí que en ninguna otra parte y por ello en estos lugares encontramos formaciones xerófilas, tales como enebrales, brezales enanos y chaparrales. Desde el punto de vista florístico, no puede olvidarse que estas áreas dan cobijo a un buen número de endemismos carpetanos.

Áreas de menos continentalidad

Son los rasos del fondo del valle y las laderas solanas de Sierra Madrona. El alargamiento del periodo de actividad vegetal que se produce en estas zonas las hacen más idóneas que otras para la agricultura, el pastoreo y el cultivo de pinos.

Áreas de cierta atlanticidad

Son las umbrías de Arrayanes y Dormideros y los fondos de valle cubiertos por bosques y arbustedas espesas. En las altas umbrías, la oceanidad se acrecienta por la disminución de la insolación, mientras que en los fondos de valle este incremento se debe a las inversiones térmicas. Robledos y quejigares son los bosques que ocupan preferentemente estas áreas.

Áreas de manifiesta atlanticidad

Son los tramos fluviales en los que el Cereceda se cubre de espesas alisedas. Ocupan poca superficie, pero son áreas muy importantes desde los puntos de vista geomorfológico, paisajístico y florístico. El carácter mediterráneo se aminora por la permanencia del agua y del frescor ambiental durante el verano.

5. APUNTES PAISAJISTICOS

Los elementos más relevantes del paisaje del valle alto del río Cereceda son el relieve, el agua y la vegetación. Estos elementos se combinan de una manera especialmente sugerente en invierno y primavera, cuando se juntan las veloces aguas de las vertientes serranas con las del río Cereceda.

El valle alto del río Cereceda es uno de los mejor forestados de toda Sierra Morena. La intervención del hombre en el paisaje se ha centrado en aclarado y desmantelamiento de la vegetación forestal del fondo del valle y los piedemontes con la finalidad de establecer pinares y zonas de pastoreo y cultivo.

 

VEGETACIÓN Y FLORA

 

1.- HÁBITATS DE INTERÉS

1.1. Hábitats regionales de protección especial (Ley 9/1999; Decreto 199/2001): Hábitats reconocidos en el valle alto del río Cereceda.

- Enebrales arborescentes de Juniperus oxycedrus subsp. badia

- Rebollares lusoextremadurenses de Quercus pyrenaica.

- Galerías fluviales arbóreas o arbustivas: alisedas.

- Brezales higrófilos de Erica scoparia o Erica arborea

- Brezales de vaguada de Erica lusitanica

- Prados higrófilos de Molinia caerulea

- Comunidades ribereñas y palustres de grandes cárices amacollados.

- Comunidades rupícolas no nitrófilas

- Comunidades anfibias de humedales estacionales oligo-mesotróficos.

1.2. Hábitats de interés comunitario (Directiva 92/43/CEE): Los hábitats de interés comunitario que aparecen en el valle alto del río Cereceda son los siguientes:

- ** Estanques temporales mediterráneos (Código Natura 2000: 3170).

- ** Brezales húmedos atlánticos de zonas templadas de Erica ciliaris y Erica tetralix (Código Natura 2000: 4020).

- Brezales secos europeos (Código Natura 2000: 4030).

- Matorrales arborescentes de Juniperus spp. (Código Natura 2000: 5210).

- ** Zonas subestépicas de gramíneas y anuales del Thero-Brachypodietea (Código Natura 2000: 6220).

- Dehesas de Quercus spp. Sempervirens (Código Natura 2000: 6310).

- Prados con molinias sobre sustratos calcáreos, turbosos o arcillo-limónicos (Molinion caeruleae) (Código Natura 2000: 6410).

- Prados húmedos mediterráneos de hierbas altas del Molinio-Holoschoenion. (Código Natura 2000: 6420).

- Pendientes rocosas silíceas con vegetación casmofitica (Código Natura 2000: 8220).

- ** Bosques aluviales de Alnus glutinosa y Fraxinus excelsior (Alno-Padion, Alnion incanae, Salicion albae) (Código Natura 2000: 9130).

- Robledales galaico portugueses con Quercus robur y Quercus pyrenaica (Código Natura 2000: 9230).

- Alcornocales de Quercus suber (Código Natura 2000: 9330).

- Encinares de Quercus ilex y Quercus rotundifolia (Código Natura 2000: 9340).

Los señalados con dos asteriscos (**) son hábitats comunitarios de interés prioritario de conservación.

1.3. Otros hábitats de interés conservacionista

- Madroñales de Arbutus unedo.

- Comunidades riparias y palustres de grandes cárices amacollados.

- Galerías fluviales de Erica arborea y Arbutus unedo (Ericion arboreae).

- Comunidades rupícolas no nitrófilas de Rumici indurati-Dianthion lusitani.

2.- COMUNIDADES VEGETALES

2.1. Galerías arbóreas:

Alisedas de Alnus glutinosa

2.2. Galerías arbustivas:

Espinales de Rubus ulmifolius

Galerías subarbóreas de Erica arborea y Arbutus unedo

Brezales higrófilos de Erica scoparia y E. lusitanica

2.3. Vegetación helofítica

Comunidades palustres de grandes cárices amacolladas

Juncales higrófilos

2.4. Comunidades esciófilas

Herbazales de Alliaria petiolata

2..5. Comunidades de nacederos

Stellario uliginosae-Montietum variabilis

2.6. Vegetación de bonales

Asociaciones de Agrostion salmanticae, Molinion caeruleae y Molinio-Holoschoenion

2.7. Bosques

Robledos de Quercus pyrenaica

Rosques mixtos de quejigos y robles

Alcornocales de Quercus suber

Encinares de Quercus ilex subsp. ballota

2.8. Matorrales

Madroñales de Arbutus unedo

Brezal-jarales y jarales

2.9. Pastizales vivaces y anuales

Berceales de Stipa gigantea

Pastizales vivaces de Corynephorus canescens

Majadales de Poa bulbosa

Pastizales anuales

2.10. Vegetación rupícola

Asociaciones de Rumici-Dianthion lusitani, Cheilanthion hispanicae y Selaginello-Anogrammion

3.- FLORA PROTEGIDA

En la cabecera del río Cereceda se han reconocido numerosas especies de flora protegida regional: Acer monspessulanum, Adenocarpus argryrophyllus, Alnus glutinosa, Athyrium filix-foemina, Coincya longirostra, Erica lusitanica, Euphorbia paniculata, Narcissus munozii-garmendiae, Osmunda regalis, Prunus avium, Pyrus bourgaeanae, Sibthorpia europaea, Sideritis lacaitae, Sorbus domestica y Sorbus torminalis.

Acer monspessulanum: De interés especial. Frecuente, pero escasa. Aparece en robledos, quejigares, alisedas y encinares de pendientes solanas, tanto de forma aislada como en pequeños agrupamientos.

Adenocarpus argryrophyllus: De interés especial. Relativamente frecuente y abundante. Vive en los altos de las sierras, en pequeñas poblaciones, incrustando sus raíces en las grietas de las capas tableadas de roca y evitando las posiciones de gran verticalidad

Alnus glutinosa: De interés especial. Relativamente frecuente y abundante. Forma alisedas en el Cereceda y en las juntas de algunos de sus arroyos tributarios.

Athyrium filix-foemina: De interés especial. Rara y escasa. Aparece en las alisedas del Cereceda.

Coincya longirostra: De interés especial. Poco frecuente. Aparece en roquedos pizarrosos y en peñones y pedregales cuarcíticos.

Erica lusitanica: De interés especial. Poco frecuente. Aparece en el río Cereceda y en algunos de sus arroyos tributarios, siempre en a la sombra de galerías arbóreas y subarbóreas.

Euphorbia paniculata: De interés especial. Rara y escasa. Aparece en tramos fluviales de zonas secas y despejadas, formando parte de espinares de orla forestal.

Narcissus munozii-garmendiae: Vulnerable. Muy rara y escasa. Aparece en las alisedas del Cereceda, asociada a nacimientos de agua.

Osmunda regalis: De interés especial. Rara y muy escasa. Aparece en el Río Cereceda, a la sombra de galerías arbóreas y arbustivas densas.

Prunus avium: De interés especial. Aparecen en la umbría de Hornilleros, asociados a pedrizas y caos de bloques.

Pyrus bourgaeanae

Sibthorpia europaea: De interés especial. Rara y escasa. Aparece en nacederos y taludes terrosos rezumantes, siempre en ambientes frescos y sombreados.

Sideritis lacaitae: De interés especial. Poco frecuente. Aparece en jaral-brezales.

Sorbus domestica: De interés especial. Esta especie arbórea es una de las más raras y escasas que existen en Sierra Morena. En el seno de robledos asentados sobre pedrizas y coluviones de ladera.

Sorbus torminalis: De interés especial. Relativamente frecuente. Aparece en las umbrías, así como en el fondo del valle, siempre asociado a quejigares, robledos y alisedas.

 

FAUNA

 

1.- ESPECIES PRIORITARIAS PARA EL ÁREA (incluidas en el Anexo 1 de la Directiva 79/409/CEE)

1.1. Nutria (Lutra Lutra)

Se han detectado rastros (huellas y excrementos) de nutria a lo largo de todo el río Montoro y Cereceda.

1.2. Murciélago ratonero mediano (Myothis blythi)

Se ha registrado un máximo de 28 individuos, lo que convierte a este refugio en el tercero más importante para la especie en Ciudad Real.

1.3. Murciélago ratonero grande (Myotis myotis)

Como refugio de paso, tanto en otoño (hasta 300 ejemplares registrados en esa época) como en primavera (hasta 38 individuos).

1.4. Murciélago de cueva (Miniopterus schreibersii)

Hasta 200 individuos de la especie. Algunos individuos también utilizan este refugio como zona de invernada.

1.5. Murciélago de herradura mediterráneo (Rhinolophus euryale)

Hasta 150 individuos de esta especie entre los refugios de cría y los de invernada.

1.6. Murciélago mediano de herradura (Rhinolophus mehelyi)

Se han registrado concentraciones de hasta 150 individuos durante los pasos otoñal y primaveral. Además, algunos de estos individuos permanecen en esta cavidad para pasar el invierno, habiéndose observado máximos de 80 ejemplares en esta época. Estas cifra convierten a este refugio en el tercero más importante para la especie en Castilla-La Mancha.

1.7. Murciélago grande de herradura (Rhinolophus ferrumequinum)

Se ha registrado la presencia de Rinolophus ferrumequinum tanto durante los pasos primaveral y otoñal, con máximos de 6 ejemplares, como durante la invernada, en la que se han llegado a contabilizar un máximo de 14 individuos.

1.8. Cigüeña negra (Ciconia nigra) (*)

Se conocen dos territorios de cigüeña negra en la zona de estudio.

1.9. Alimoche (Neophron pernopterus) (*)

En el año 2000 se observó la presencia de una pareja de alimoches con comportamiento territorial en la zona. Una segunda pareja tiene su nido situado en el límite del Término Municipal de Fuencaliente.

1.10. Buitre negro (Aegypius monachus) (*)

En la zona de estudio se tienen localizados al menos 11 nidos de buitre negro, de los que 6 han sido ocupados en 2001. Estos nidos se reparten en tres núcleos.

1.11. Buitre leonado (Gyps fulvus) (*)

En los Montes Públicos de Fuencaliente se conocen al menos 4 núcleos reproductores de la especie.

1.12. Águila imperial (Aquila adalberti) (*)

En la zona de estudio se conocen al menos tres territorios reproductores de águila imperial.

1.13. Águila real (Aquila chrysaetos) (*)

Se conoce la existencia de tres territorios reproductores de la especie en la zona de estudio.

1.14. Águila perdicera (Hieraetus fasciatus) (*)

Se conoce la existencia de un territorio reproductor de águila perdicera en la zona.

1.15. Halcón peregrino (Falco peregrinus) (*)

En el espacio se ha registrado la presencia de al menos tres territorios reproductores de halcón peregrino.

1.16. Búho real (Bubo bubo) (*)

Se conocen al menos dos territorios reproductores de la especie en la zona de estudio. Es probable la existencia de algún territorio más.

1.17. Martín pescador (Alcedo atthis) (*)

El río Cereceda está ocupado por una población estable de la especie.

1.18. Chova piquirroja (Pyrrhocorax pyrrhocorax) (*)

En la finca de Valmayor se encuentra la única colonia conocida en el Término Municipal.

1.19. Mirlo acuático (Cinclus cinclus)

Se ha registrado la presencia de esta especie en el río Cereceda, pero no se tienen datos que permitan estimar la densidad existente en la zona de estudio. En el río Montoro el mirlo acuático es escaso.

1.20. Galápago leproso (Mauremys leprosa)

Se ha detectado la presencia del galápago leproso a lo largo del río Montoro, aunque en ocasiones penetra en el río Cereceda.

1.21. Galápago europeo (Emys orbicularis)

Se trata de una especie poco abundante, que ha visto reducidos sus efectivos poblacionales por diversas causas. Se localiza principalmente en áreas montanas con bosque y matorral mediterráneo.

1.22. Tritón pigmeo (Triturus pygameus)

Se ha detectado la especie en toda la zona de estudio asociadas a las numerosas charcas y balsas para incendios que existen.

1.23. Tritón ibérico (Triturus boscai)

Se ha detectado su presencia en prácticamente todas las charcas citadas en el apartado anterior, por lo que se puede decir que se encuentra distribuido por toda la zona de estudio.

1.24. Ranita de San Antonio (Hyla arborea)

Se conoce su presencia en el río Montoro y en algunas de las charcas que se encuentran en la zona, especialmente aquellas que poseen vegetación con juncos.

1.25. Ranita Meridional (Hyla meridionalis)

La presencia de esta especie en la zona de estudio y las amenazas a las que se encuentra sometida son similares a las comentadas para la ranita arbórea.

2. OTRAS ESPECIES

2.1. Mamíferos

En la zona se encuentran gran cantidad e carnívoros, entre los que destaca el lobo (Canis lupus). Fuencaliente se muestra como una de las zonas mas relevantes para esta especie.

Durante el trabajo de campo de este estudio se ha comprobado la presencia en la zona del lince (Lynx pardinus), a través de restos (excrementos).

Otra especie presente es el turón (Mustela putorius), mamífero muy ligado a zonas de río. Destaca también la presencia del gato montés (Felis silvestris)

Otros carnívoros presentes son los siguientes: el zorro (Vulpes vulpes), la gineta (Genetta genetta), la garduña (Martes foina), el tejón (Meles meles), la comadreja (Mustela nivalis) y el meloncillo (Herpestes ichneumon).

2.2. Aves

La comunidad de aves forestales es la más rica y diversa del espacio. Destaca principalmente la comunidad de rapaces forestales, entre las que se conoce la nidificación del águila calzada (Hieraetus pennatus) (*) (con al menos un nido localizado), el azor (Accipiter gentilis), el gavilán (Accipiter nisus), el águila culebrera (*) (Circaetus gallicus) y el ratonero (Buteo buteo) entre las diurnas, y el autillo (Otus scops) y el cárabo (Strix aluco) entre las nocturnas. El resto de aves forestales destaca por su abundancia.

2.3. Reptiles

Culebra viperina (Natrix maura) y la de collar (Natrix natrix), culebra lisa meridional (Coronella girondica), la culebra bastarda (Malpolon monspessulanus), la serpiente de escalera (Elaphe scalalris), el lagarto ocelado (Lacerta lepida), la lagartija colilarga (Psammodromus algirus), la lagartija ibérica (Podarcis hispanica), la lagartija colirroja (Acanthodactylus erythrurus) y la salamanquesa común (Tarentola mauritanica). También se encuentra presente la culebrilla ciega (Blanus cinereus).

2.4. Anfibios

Rana común (Rana perezi), Sapo corredor (Bufo calamita), Sapo común (Bufo bufo). Otras especies detectadas son el sapo partero ibérico (Alytes cisternasii), el sapo de espuelas (Pelobates cultripes), el sapillo moteado (Pelodytes punctatus), el sapillo pintojo (Discoglossus galganoi) y el gallipato (Pleurodeles walt). Otra de las especies encontrada es la salamandra (Salamandra salamandra) especie eurosiberiana y que posee en esta zona su limite meridional de distribución.

 

DIAGNÓSTICO Y VALORACIÓN

 

1. DIAGNÓSTICO Y VALORACIÓN DE GEOLOGÍA Y GEOMORFOLOGIA

Crestones cuarcíticos y pedreras poseen una altísima significación geomorfológica debido a su papel predominante culminando la mayoría de los relieves serranos. Por ello fueron incluidos en el listado de elementos geológicos y geomorfológicos de protección especial de la Ley 9/1999 de Conservación de la Naturaleza de Castilla-La Mancha.

2. VALORACIÓN BOTÁNICA DEL VALLE ALTO DEL RIO CERECEDA

Desde el punto de vista conservacionista, las comunidades vegetales más interesantes del valle alto del río Cereceda son sus extensos robledos de Quercus pyrenaica. Aparte, hay quejigares de Quercus faginea subsp. broteroi, alisedas de Alnus glutinosa, encinares boscosos y adehesados de Quercus ilex subsp. ballota, alcornocales de Quercus suber y enebrales de Juniperus oxycedrus. El predominio de los bosques marcescentes sobre los esclerófilos, la propia diversidad forestal y el buen estado de conservación de la cubierta vegetal, convierten a este territorio en uno de los más singulares y bellos de toda Sierra Morena.

Además de bosques, este espacio cuenta con madroñales de Arbutus unedo, brezales higrófilos de Erica arborea, E. scoparia y E. lusitanica, brezales secos de Erica umbellata, espinares de Prunus spinosa y diversas comunidades herbáceas poco frecuentes, entre las que destacan los pajonales de Molinia caerulea y las formaciones de Carex elata subsp. reuteriana. Estas comunidades vegetales son hábitats de interés comunitario y protección especial en Castilla-La Mancha, y dan cobijo a un nutrido grupo de especies vegetales protegidas, entre las que se hallan Acer monspessulanum, Adenocarpus argryrophyllus, Alnus glutinosa, Athynium filix-foemina, Coincya longirostra, Erica lusitanica, Euphorbia paniculata, Narcissus munozii-gartnendiae, Osmnunda regalis, Prunus avium, Pyrus bourgaeana, Sibthorpia europaea, Sideritis lacaitae, Sorbus domestica y Sorbus torminalis. Tienen particular interés las poblaciones de cerezos silvestres (Prunus spinosa) y serbales (Sorbus domestica), especies muy escasas en Sierra Morena. Tampoco puede olvidarse que en la Cereceda hay ejemplares sobresalientes de quejigos, arces, cerezos y enebros.

3. DIAGNÓSTICO Y VALORACIÓN DE LA FAUNA

3.1. Valoración

La fauna goza, en general, de un aceptable estado de conservación, y su variedad responde a la de los hábitats que concurren en el espacio y en la diversidad de los adyacentes.

3.1.1. Mamíferos: La comunidad de mamíferos esta formada al menos por veinticuatro especies (once de carnívoros, una de roedor, cinco de ungulados, seis de quirópteros y una especie de lagomorfo). Estudios posteriores deben de completar el catálogo, especialmente en lo referente a quirópteros forestales y micromamíferos.

Entre las especies presentes destacan:

- El lobo, especie catalogada como "en peligro de extinción" por el Catálogo Regional de Especies Amenazadas y en el anexo II y IV de la Directiva Hábitat. También se encuentra incluida en el anexo II del CITES.

- El lince, especie catalogada como "en peligro de extinción" tanto por el Catálogo Nacional como por el Regional de Especies Amenazadas, incluida en el anexo II y IV de la Directiva Hábitat y en el anexo II A del CITES.

- La nutria, protegida por el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas como "de Interés especial" y por el Catálogo Regional de Castilla — La Mancha como "vulnerable", y contemplada en los anexos II y IV de la Directiva Hábitat, que se encuentra presente a lo largo de los ríos Montoro y Cereceda.

- El turón, protegido por el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas en la categoría de "vulnerable" y en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Castilla — La Mancha como "de Interés Especial".

- El gato montés, especie que se encuentra catalogada como "de Interés Especial" en el Catálogo Nacional y Regional de Especies Amenazadas, así como en el anexo IV de la Directiva Hábitat.

- Uno de los más importantes refugios de quirópteros en Castilla-La Mancha durante los pasos otoñales y primaverales. Se han detectado en esas épocas del año cerca de 850 individuos de 6 especies Rhinolophus euryale, R. ferrumequinum, R. melheyi, Myothis blythi, M. myotis y Miniopterus schreibersii.

3.1.2. Aves: La zona de los Montes de Fuencaliente, se encuentra incluido en la red de Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) E50000090-Sierra Morena.

La comunidad de aves reproductoras está compuesta en la zona de estudio por al menos 78 especies. De esas especies 15 están incluidas en el anexo 1 de la Directiva 79/409/CEE, relativa a la Conservación de las Aves Silvestres. Además, la cigüeña negra y el águila imperial están incluidas en el Catálogo Nacional de Especies Protegidas con la categoría "en peligro de extinción", el águila perdicera como "vulnerable" y otras 54 especies como "de interés especial". En el Catálogo Regional de Especies Protegidas de Castilla - La Mancha también aparecen la cigüeña negra, el águila imperial y el águila perdicera como especies "en peligro de extinción", además de otras 9 especies como "vulnerables" (azor, gavilán, buitre negro, águila culebrera, águila real, halcón peregrino, alimoche común, búho real y martín pescador), y otras 50 como "de interés especial". Por último, 16 se encuentran contempladas en el Convenio CITES y 28 en el Convenio de Bonn.

En la zona es destacable principalmente la presencia de águila imperial, halcón peregrino, águila real, alimoche, cigüeña negra, búho real, águila perdicera y buitre negro. También se localizan el buitre leonado y la chova piquirroja. Otras rapaces nidificantes en la zona de estudio son el azor, el gavilán el águila culebrera, el águila calzada y el ratonero. El elanio azul se encuentra en ocasiones como divagante.

Otras especies de interés presentes en la zona son el martín pescador, el mirlo acuático, la totovía, la cogujada campesina y la curruca rabilarga.

3.1.3. Reptiles: Se encuentran representadas en la zona como mínimo trece especies de reptiles (dos quelonios, cinco ofidios, cuatro lacértidos, un anfisbénido y un gecónido), si bien estudios más profundos pueden ampliar este catálogo. La importancia herpetológica de la zona se basa principalmente en la presencia de las dos especies de galápago:

- El galápago leproso incluido en los anexos II y IV de la Directiva 92/43/CEE relativa a la conservación de hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres, y como especie "de Interés Especial" en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Castilla-La Mancha.

- El galápago europeo incluido en los anexos II y IV de la Directiva 92/43/CEE relativa a la conservación de hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres, y como especie "vulnerable" en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Castilla-La Mancha, de presencia mucho más puntual en el área.

3.1.4. Anfibios: Se ha detectado la presencia al menos de 10 especies de anfibios (6 de anuros y 4 de urodelos), si bien estudios más profundos pueden ampliar este catálogo. Las especies a destacar son:

- El tritón pigmeo, endemismo ibérico incluido como especie "de Interés Especial" en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Castilla-La Mancha.

- El tritón ibérico, endemismo ibérico incluido como especie "de Interés Especial" tanto en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Castilla-La Mancha como en el Catalogo Nacional de Especies Amenazadas.

- La ranita de San Antonio, protegida por el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas y por el Catálogo Regional de Castilla—La Mancha como "de Interés Especial", y contemplada en el anexo IV de la Directiva Hábitat.

- La ranita meridional, con el mismo estatus de protección que la anterior.

- Otra de las especies presentes que tiene importancia, dado que tiene en esta zona sus limites meridionales de distribución, es la salamandra.

 

PROPUESTA DE FIGURA DE PROTECCIÓN

 

La protección de este espacio singular, diverso y frágil, y de los valores naturales, científicos y culturales que todavía ostenta, aconseja adoptar la figura de Reserva Natural establecida en el artículo 42 de la Ley 9/1999 de Conservación de la Naturaleza.

volver arriba