Pregunta 20: De qué especies de ganado hay en el pueblo y término, excluyendo las mulas de coche y caballos de regalo; y si algún vecino tiene cabaña o yeguada que pasta fuera del término, dónde y de qué número de cabezas, explicando el nombre del dueño

A esta pregunta respondieron; que las especies de ganado que hay en esta Villa y su término son bueyes domados, toros padres, utreros, erales, añojos y vacas; machos de cabrío de todas edades y cabras; caballos de trabajo y algunos machos mulares; y burros para el servicio de las casas; y algunos cerdos; y pasando conforme al orden de la Real Junta de la Única Contribución con fecha del día dos de marzo del año pasado de mil setecientos cincuenta y uno, a regular el producto de utilidad que todas las especies de dichos ganados rinden a sus respectivos dueños, en cada año estado y circunstancia de tiempo, según el conocimiento que sobre ello tienen e informes que han adquirido, y teniendo presentes las costas, gastos, pérdidas y mortandades que a cada especie de los dichos acaecen como son malos partos, enfermedades, lobos y años fatales; y así mismo en la satisfacción y manutención de pastores y perros y la sal que a dichos ganados les dan, igualando unos años con otros por un quinquenio, lo efectúan en la forma siguiente:

Bueyes: a cada par de bueyes de labor, por el trabajo que rinde en los tiempos de su destino, le regulan de utilidad anual para su dueño, y después de rebajada la manutención, ocho fanegas de trigo y cuatro de cebada, y lo mismo produce cada uno de dichos pares de bueyes por arrendamiento, que reducidas a dinero las ocho fanegas de trigo y cuatro de cebada según el precio a que va regulado, importan ciento setenta y seis reales y toca a cada buey de labor ochenta y ocho reales en cada un año;

Vacas: a cada vaca de cría le consideran dos crías en cinco años y que las llegan a la sazón de un año, en cuya estación aprecian cada una de dichas crías en cien reales; y las dos importan doscientos, que repartidos entre los cinco años toca a cada uno cuarenta reales, y deduciendo de estos once por costo y costa de la madre y cría en este año, queda de utilidad libre para el dueños veinte y nueve reales;

Eral: a cada cría desde edad de un año hasta cumplir los dos le regulan por aumento anual sesenta reales y rebajando quince por su costo y costa deja de utilidad libre en este año cuarenta y cinco reales;

Utrero: Igual aumento se le regula a esta cría en el año de utrero cumplimiento a tres, por cuya razón le consideran deja de utilidad libre los mismo cuarenta y cinco reales, en cuyo estado y edad se halla el novillo en razón para domarse o venderse; y tasado todo su precio, con inclusión del gasto que le ha causado al dueño, en doscientos y veinte reales, y porque esta especie de ganado criado en el término de esta Villa, por su aspereza y sierras, es pequeño y de inferior estimación al que se cría en vegas y tierras aracibles;

Cuatreño: se le regula el aumento que produce dicho novillo en el año que cumple cuatro y esta ya domado y de mayor estimación, por lo que regularmente se vende en este estado en esta Villa; y dicho aumento lo estiman en diez ducados, y deduciendo de éstos cuarenta reales por costo de doma y manutención, queda la utilidad libre de este año en setenta reales, y todo el valor de esta res la cumplir los cuatro años en treinta ducados;

Toro padre: igual utilidad se le considera al novillo en vena que se destina para padre hasta la edad de tres años en que es apto para su destino, y desde este tiempo hasta el de diez, que se le regula y considera puede servir en la monta de las vacas, da de utilidad al dueño en cada uno de los siete años cincuenta reales, y rebajando quince para su costo y costa, en cada uno deja de utilidad libre y anual treinta y cinco reales;

Cabras: a la cabra le consideran en dos años una cría, que al año se aprecia en catorce reales, toca a cada uno de los dos siete, a los que se juntan tres reales por esquilmo de leche, y es toda su utilidad anual diez reales de los que se bajan, por su costo y costa en salario y manutención de pastores, perros y sal, tres reales y queda la utilidad libre anual en siete;

Primal: a la cría por su aumento natural desde un año a los dos le consideran diez reales y rebajando tres por el impenso mismo que la cabra, deja igual utilidad anual y libre;

Andosco: al andosco por el año que llega a tres y aumento que en el adquieren, le regulan diez reales y de utilidad libre para el dueño los mismos siete reales que a la cabra y primal;

Cuatreño: por el aumento que el macho tiene en el año de andosco a cuatreño, principal razón para su venta, se le consideran diez y seis reales, y deducidos los tres de su costo, queda la utilidad libre para el dueño en trece reales, y apreciado todo el macho en cincuenta, por precio proporcionado a esta especie de ganado en un quinquenio;

Caballos: a cada caballo y macho mular, con atención al destino que les dan sus dueños en esta Villa como en la trilla, acarreo de mieses, ganados y leña, se les considera de utilidad anual trescientos y cincuenta reales, y rebajados de estos doscientos por costo y manutención de herraduras, queda de utilidad anual y libre para el dueño ciento y cincuenta reales vellón;

Pollinos: a cada pollino de los que hay en esta Villa, por tener el mismo destino, le consideran de utilidad anual y libre setenta y cinco reales, que es la mitad de la que queda regulada a los machos y caballos;

Cerdos: a cada cerduda de vientre produce en cada año cuatro cerdos que al desteto valen a doce reales, y todos ellos cuarenta y ocho, incluso el costo que la madre y cría causan que se estima en veinte reales por ser preciso alimentar la madre con grano; y queda de utilidad liquida veinte y ocho reales. Un cerdo de dos años que estado proporcionado para engrosarlo, en casa o en montanera, se le regula, por precio adquirido sobre el de doce que tenía al desteto, cuarenta reales a proporción, inclusas las expensas y gastos, que importa todo el en este estado cincuenta y dos reales; engrosado adquiere ocho arrobas de peso que se venden a diez y seis reales y es toda su utilidad ciento y veinte y ocho reales, de los que se deduce por costa de guarda, montanera, y las de su manutención desde el desteto hasta los dos años, y por los doce reales de su primordial, valor ochenta y dos reales, y su utilidad libre cuarenta y seis reales

andosco: cría de ganado con mas de dos años