Pregunta 32: Si en el pueblo hay algún tendero de paños, ropas de oro, plata y seda, lienzos, especería u otras mercadurías, médicos, cirujanos, boticarios, escribanos, arrieros, etc. y qué ganancia se regula puede tener cada uno al año

A esta pregunta respondieron: que no hay tampoco en esta Villa ni su Aldea tenderos de paños, ropas de oro, plata, seda, lienzos ni otras mercaderías;

y que en el tiempo que se dio principio a esta operación asistía y vivía en esta Villa, si ajuste ni ayuda de costa, Don Alphonso López médico revalidado por el real Protomedicato, el cual se ha ausentado y tomado nuevo partido en la villa del Corral de Calatrava;

hay asimismo en esta Villa un escribano aprobado, su nombre Joseph Javier López Gijón, quien sirve en ella las escribanías públicas del Juzgado y Ayuntamiento, a cuyas utilidades, después de rebajados doscientos reales que paga anualmente por el arrendamiento de la escribanía pública, le regulan en cada año mil y cien reales;

hay asimismo un cirujano que usa de sangrador y barbero, su nombre Francisco Ruiz Cepas, al que le consideran de utilidad anual por razón de los dichos tres oficios mil y doscientos reales libres, después de rebajados seiscientos que paga a un oficial que tiene por salario y manutención; Matheo de Corpas, vecino de esta Villa, sirve de oficio sangrador y barbero al dicho Francisco Ruiz Cepas, al que le regulan de utilidad anual, que le paga el dicho su maestro en salario y manutención, seiscientos reales;

Juan Bernardo vecino de la aldea de Ventillas sirve de barbero en ella y le regulan de utilidad anual por esta oficio treinta ducados;

Andrés González sirve de sacristán en la iglesia de dicha Aldea, cuyo caudal le paga anual diez ducados, que juntos con cuarenta reales que le regulan a el ingreso, importa toda su utilidad anual ciento y cincuenta reales;

Santiago Gil, vecino de dicha Aldea, sirve de mesonero en el mesón de Francisco Lozano y compañeros, y le regulan de utilidad anual por este servicio doscientos reales, además de los que paga por el arrendamiento;

hay asimismo un arriero en la referida Aldea que trafica con un caballo y su nombre Simón Corral, al que le consideran de utilidad anual setecientos reales;

y que no hay otro oficial alguno de los que la pregunta y órdenes refieren, a excepción de un sacristán, que al mismo tiempo sirve de cantor, en la iglesia parroquial de esta Villa, su nombre Juan Moreno el Menor al cual, por no tener ventas mas de lo que produce el ingreso y derechos de entierros, misas cantadas y otras funciones de iglesia, le regulan de utilidad al año cuatrocientos reales;

sirve de mesonera en esta Villa y mesón de Juan Batanero, María de Espejo, viuda de Joseph de los Santos, a la que por su pobreza y poco surtimiento, le consideran de utilidad anual cincuenta reales;

hay asimismo un fiel de tabacos por menor, su nombre Juan Mathias Rodríguez, al que le regulan de utilidad anual y por la décima que le paga Su Majestad, quinientos y cincuenta reales;

hay asimismo un Bueyero de Concejo, su nombre Diego Lozano, al que le regulan de utilidad anual quinientos reales;

y no saben otra cosa concerniente a esta pregunta