El Marqués de la Ensenada, de nombre Zenón de Somodevilla y Bengoechea, nació en 1702 en Hervías, un pequeño pueblo cerca de Santo Domingo de la Calzada, en La Rioja. Hizo carrera en la Marina y obtuvo el título de marqués tras la conquista del reino italiano de las Dos Sicilias.

Durante los reinados de Felipe V y Fernando VI ocupa altos cargos en la Corte, entre ellos el de Secretario de Hacienda, donde su preocupación principal fue sanear la economía, que estaba prácticamente en bancarrota por la continuas guerras que se libraban en Italia. El Marqués de la Ensenada intentó llevar a cabo un reforma fiscal cuyo objetivo era establecer una única contribución para que cada uno pagara en proporción a lo que tenía, y acabar con las injusticias fiscales y con los privilegios de los nobles y eclesiásticos. Para ello emprendió la tarea de realizar un completo catastro para averiguar la renta nacional, sobre la que se establecería la única contribución, que luego se repartiría entre cada propietario en función de sus rentas.

A raíz de diversas intrigas políticas, el marqués de la Ensenada cayó en desgracia y fue desterrado de la Corte en 1754. Murió alejado de la política en 1781. El catastro se terminó, pero la única contribución nunca llegó a aplicarse.