PRIMERAmente que por quanto antiguamente los Alcaldes Ordinarios de la dicha Villa de Fuencaliente tenian la jurisdicción Civil y Criminal de ella y del Lugar de Ventillas su Aldea, y sus terminos en primera instancia, la cual exercian conosciendo de todos los casos y negocios Civiles y Criminales que se ofrecían, sin que el Gobernador del Partido de Almagro, de cuya gobernación á la sazon era la dicha Villa de Fuencaliente y su Aldea pudiendose conoscer en la dicha primera instancia de ninguno de ellos, sino en grado de apelación de los que los dichos Alcaldes Ordinarios sentenciaban y determinaban, excepto que los dichos Gobernadores pretendian que podian advocarlos así en los cinco casos Criminales, sobre lo qual los dichos Alcaldes y Vecinos eran vejados y molestados por ellos, lo qual usaron y exercieron hasta, que por Cedula Real de su Magestad, y nueva Orden que se dio á ocho de Hebrero de el año pasado de sesenta y seis, se dividió la dicha gobernación de Almagro en cierta Alcaldías Mayores, y la dicha Villa y su Aldea quedaron en el partido de Almodovar del Campo, y Alcalde Mayor de el, como de presente lo está, y por la dicha Cedula y nueva orden se dio facultad al dicho Gobernador y Alcalde Mayor, que pudiesen advocar así todas las Causas Civiles y Criminales que le paresciese convenir á la administracion de la Justicia, y que estubiesen pendientes ante los Alcaldes Ordinarios de sus distritos, quier se procediese de Oficio, ó á pedimento de partes, y ansi mismo se dio á los Vecinos de los de los Pueblos de los dichos distritos para que pudiesen llevar ante ellos en primera instancia qualesquier pleytos, Causas y negocios que quisiesen ansi Civiles, como Criminales y executivos como de presente se hace, de que han resultado los inconvenientes que en cierta relacion que dieron se contienen, y otros muchos para remedio de los quales y pacificación y buen gobierno de la dicha Villa de Fuencaliente y su Aldea, se asienta, y concierta, que su Magestad como Rey y Señor natural de estos Reynos, y Maestre de la dicha Orden de Calatrava, haya de mandar y mande que la dicha Villa y su Aldea, se vuelva á la dicha gobernacion de Almagro segun y como antes estaba, sin que el dicho Alcalde Mayor de Almodovar, ni otro alguno, tenga jurisdiccion alguna en la dicha Villa ni su Aldea en primera instancia, ni en grado de apelación, ni en otra manera alguna. ====

Yten, que la dicha Villa de Fuencaliente y Alcaldes Ordinarios de ella, que de presente son, y por tiempo fueren se les vuelvan y restituyan la jurisdiccion Civil y Criminal, alta y baja mero mixto imperio en primera instancia de ella, y de la dicha su Aldea, como antes del dicho año de sesenta y seis la tenian, y que los dichos Alcaldes Ordinarios hayan de conocer y conozcan en la dicha primera instancia de todas la Causas y negocios Civiles y Criminales y executivos, que se ofrescieren en la dicha Villa, y su Aldea, y sus terminos y jurisdiccion de qualquiera quantidad, calidad y gravedad que sean, sin distincion ni limitacion alguna, y que el Gobernador de Almagro, en cuyo distrito, y gobernación ha de quedar y queda la dicha Villa y su Aldea no pueda conoscer en primera instancia de ninguno de ellos, ni advocarlos así so color que sean de los cinco casos como antes lo pretendian é hacian, quier que sean de Oficio, ó á pedimento de parte, ni en otra manera alguna, sino que solamente pueda conocer y conozca en grado de apelación de los que los dichos Alcaldes sentenciaren y determinaren. ======

Yten :que el dicho Gobernador de Almagro pueda ir ó embiar á visitar la dicha Villa de Fuencaliente y Ventillas su Aldea por su persona, ó de su Teniente Ordinario, y no por otro ninguno, conque esto no lo pueda hacer sino una vez en cada año, y que pueda estar en la dicha Vesita hasta diez días, y no mas, en los quales pueda tomar residencia á los Alcaldes y Oficiales y Ministros de ella, y las Cuentas de los Propios y Posito que tubiere; y no pueda llevar consigo mas Oficiales, ni Ministros de Justicia que un Escribano, y Alguacil y estando en la dicha Villa, y no pueda advocar así ninguna Causa de las que estuvieren pendientes ante los dichos Alcaldes Ordinarios, ni conocer de ellas, sino fuere en grado de apelación, pero que pueda conocer en primera instancia de las que se ofrescieren á prevencion con los dichos Alcaldes, con que pasados los dichos diez dias dexe remitidos á los dichos Alcaldes las Causas, y procesos que ansi ovieren conoscido, no estando sentenciadas, en qualquier estado que estubieren, y tambien las que estubieren sentenciadas de que no se oviere apelado ante él, y no conozca mas de ellas, y saque los dichos procesos, ni presos de la dicha Villa, y su Aldea, con declaracion, que sí el dicho Gobernador ó su Teniente estubieren en la Villa por Comisión particular de Su Magestad, o con otra Comisión alguna, y no para visitarla, y tomarla Residencia y Cuentas como dicho és, en el tiempo que asi estuvieren en ella, no pueda conoscer de ninguna otra Causa Civil ni Criminal en primera instancia advocandolas ni a prevención, ni en otra manera alguna. ==

Yten, que su Magestad les haya de dar, y dé Privilegio en forma de la dicha Jurisdiccion conforme á lo suso dicho, con las fuerzas y firmezas necesarias á satisfacción de la dicha Villa y sus Letrados. ==

Yten, que para hacer la paga de lo que por este Asiento se ofresce de servir á su Magestad, se le haya de dar facultad á la dicha Villa de Fuencaliente para que pueda tomar á Censo al quitar sobre sus bienes propios y rentas, y Dehesas, y de la dicha su Aldea los maravedis que montare esta esención, y para que pueda arrendar los dichos sus propios y Dehesas, y repartir entre sus vecinos, y de sus terminos y jurisdiccion, y echar por sisa en los mantenimientos de por menudo, ecepto en el pan cocido en cada una cosa de esto lo que fuere necesario para el dicho efecto en la forma que se acostumbra, y para que puedan tomar prestado del Posito de la dicha Villa y su Aldea, la tercia parte de lo que oviere en él, con que lo hayan de sacar y saquen quando se obieren de hacer las pagas de lo que monta la dicha exempcion, o qualquier de ellas, y se vuelva al dicho Posito lo que de el se sacare dentro de tres años. ========

Yten: que el Rey nuestro Señor siendo servido aprueve este Asiento, y luego que esté aprobado, se dé á la dicha Villa Cédula y recaudo para que se le de la posesion de la dicha Jurisdicción y se mande al Alcalde Mayor de Almodovar, que no use mas de ella, y remita á los Alcaldes Ordinarios de la dicha Villa los presos y prendas y procesos que tubiere, y de que oviere conoscido, y conosciere; y haciendo su Magestad Merced á la dicha Villa, y la dicha Aldea de concedelle lo contenido en este asiento, servirá á su Magestad con quatro mil y quinientos maravedis por cada uno de los Vecinos que obiere en la dicha Villa y su Aldea y sus Terminos, y jurisdiccion, contados en la forma que se acostumbra, lo qual hayan de pagar y paguen dentro de tres años primeros contados desde oy día de la fecha de este Asiento en tres pagos, cada año la tercia parte, puestos en esta Corte en las Arcas de tres llaves á su costa y riesgo, y la averiguacion y cuenta de los Vecinos se ha de hacer en la forma acostumbrada segun dicho es. =====

Con las cuales dichas Condiciones el dicho Melchior Muñoz en virtud del dicho Poder aceptó la dicha Merced, y obligo al dicho Concejo Justicia y Regimiento de la dicha Villa de Fuencaliente de dar y pagar, y que darán y pagarán á su Magestad, ó á su Tesorero general en su nombre, ó á quien por su Magestad fuere mandado, los maravedis que montare en los dichos Vecinos que ansi obiere, é paresciere haber en la dicha Villa y su Aldea, y sus terminos por la aberiguacion que ansi se hiciere, y Cuenta que se ha de hacer en los Libros de la razon de la hacienda de su Magestad como se acostumbra puestos é pagados en esta Corte en reales de contado en las Arcas de tres llaves de su Majestad para que se metan en ellas en presencia, é con intervencion de las personas que tienen ó tubieren los Libros de la razon de la hacienda de su Magestad y las llaves de las dichas Arcas á costa y riesgo de la dicha Villa, Concejo, Justicia y

Regimiento de ella, y la tercia parte á diez y nuebe de Septiembre del año venidero de quinientos noventa y dos; y otra tercia parte á diez y nuebe de Septiembre del de quinientos y noventa y tres; y la otra tercia parte para diez y nuebe de Septiembre del de quinientos y noventa y quatro, so pena que sí á los dichos plazos no los pagaren pueda ir y vaya una persona de esta Corte á los cobrar, y pueda haber y cobrar de la dicha Villa, Concejo, Justicia y Regimiento, y de sus bienes propios y rentas que obliga, demas de el dicho principal, quinientos maravedis de Salario por cada un día de los que se ocupare en ir de esta Corte á la dicha Cobranza, y de la estada en ella hasta la haber hecho, y de la vuelta de ella á esta Corte, contando por ida y vuelta á ocho leguas por dia, con mas las Costas de la traída del dicho dinero desde donde

se cobrare á esta Corte, y las otras que sobre ello se siguieren, y recrescieren, por todo lo qual pueda ser y sea hecho execucion en la dicha Villa, Concejo, Justicia y Regimiento de ella como maravedis, y haber de su Magestad, y pago de todo ello á su Magestad, o a su Tesorero general en su nombre, ó á quien por su Magestad fuere mandado, y dio poder á todos, y qualesquier Jueces, y Justicias, ansi de su Magestad de qualesquier Ciudades, Villas y Lugares de estos su Reynos y Señorios, como de otras qualesquier partes fuero é jurisdiccion que sean, á cuya jurisdiccion los someto, y en especial á los Señores del Consejo de Hacienda de su Magestad, y Alcaldes de su Casa y Corte, y renunció su propio fuero y jurisdiccion, previlegio, y domicilio, y la Ley sid convenerit de jurisdiccione omnium judicum, para que los

compelan y apremien al Cumplimiento de lo aquí contenido, como si esta Carta fuese Sentencia definitiva de Juez competente dada y pasada en cosa juzgada, y renunció todas las Leyes fueros y derechos y Ordenamientos que sean en su favor, y la Ley, y derecho que dice, que general renunciacion de Leyes non vala, y lo otorgó en la Villa de Madrid á diez y nuebe de Septiembre de mil quinientos noventa é un años, siendo presentes por testigos Rodrigo de Llerena Valcázar, y Francisco Vaca, Vecino de Almodovar que juraron conoscer al otorgante, y Martín Pérez de Vea, estantes en esta Corte, y el dicho Otorgante y testigos de conoscimiento, y lo firmaron con sus nombres. == Melchior Muñoz. == Francisco Vaca. == Rodrigo de Llerena Valcázar. == pasó ante mí == Alonso de Peñarroyas Reyero. == Va testado == Gobernador; y enmendado dio: Yo el dicho Alonso de Peñarroyas Reyero, Escribano del Rey nuestro Señor, residente en su Corte, y Oficial en el Escritorio de la Secretaria de su Real Hacienda, presente fui á lo que dicho es, y en testimonio de verdad fice mi Signo. === Alonso de Peñarroyas Reyero. ==