MORCILLA ZANGA

Ingredientes

- Carne y grasa de cerdo
-Tripas de cerdo
- Sangre de cerdo
- Arroz y cebolla cocidos
- Ajos, perejil, pimienta
- Hierbabuena, cominos, clavo, sal

PREPARACION

La morcilla zanga es un morcilla negra a base de sangre y grasa de cerdo y distintas hortalizas. Se pica la "pajarilla" del cerdo y los "gordos" de las tripas y se añaden mas gordos si es necesario, según la cantidad que se quiera hacer. Se le añade el arroz cocido y la cebolla cocida y picada que se vea necesario según la cantidad de grasa (1/2 k. de arroz y 2 k. de cebolla, aproximadamente y según los gustos). El arroz y la cebolla cocida se suelen tener preparados para la morcilla colorá.

Una vez picado y mezclado todo se pone en un barreño y se aliña con bastante perejil; un buen puñado de hierbabuena fresca o mejor seca que da mas sabor; medio puñado de orégano; un puñado de pimienta molida; medio puñado de cominos molidos; un cuarto de puñado de clavos molidos; un puñado de pimentón; un puñado de ajos picados; 2 puñados de sal. Por último se le añade la sangre de cerdo (2 o 3 vasos, procurando que no quede la mezcla demasiado caldosa).

Se amasa todo bien y se embuda en las tripas. Para la morcilla zanga se usan las tripas del propio cerdo. Una vez llenas se atan achorizadas, sin apretar demasiado para que no se rompan. A continuación hay que cocerlas para lo que se ponen en una sartén con agua templada y se van cociendo poco a poco. Se remueven con muchísimo cuidado procurando que el agua nunca hierva. De vez en cuando se levantan y se pinchan y se sacan cuando se note que la sangre ya se ha cuajado (al pinchar sale solo grasa liquida). Se cuelgan con mucho cuidado y se dejan reposar hasta que se endurezcan.