RUTA BTT: PEÑAESCRITA Y EL VALLE DE NAVALMANZANO

INFORMACIÓN PRÁCTICA

Kilómetros: 22.8
Tiempo: 2 horas aprox.
Mapa: 860 (1/50 mil)

TRAMOS

Pinturas de Peñaescrita 6.0 Km.
Casa de Navalmanzano 13.6 Km.
Camino del Escorialejo 17.4 Km.
F
uencaliente 22.8 Km.

Revisión: enero/2008

WIKILOC y GOOGLE EARTH

Pinchando en este enlace se abrirá otra ventana donde puedes ver la ruta en Wikiloc, que es la aplicación de rutas de Google Earth. Desde Wikiloc se puede descargar la ruta para GPS o verla directamente en Google Earth

Aquí puedes descargar directamente los archivos KLM para Google Earth o GPX para el GPS (dátum WGS84). Formato zip.

ANTES DE SALIR.

Es una ruta circular, con salida y llegada a Fuencaliente. Su recorrido es fácil, ya que discurre por pistas con muy buen firme. La ruta no está señalizada y en algunos puntos del camino hay cadenas que no están señalizadas previamente.

Se recomienda esta ruta en otoño, invierno y primavera. Esta ruta, aunque corta, nos llevará a conocer el Valle de Navalmanzano, entre Sierra Quintana y la Sierra de Navalmanzano, pasando por debajo del Pico de la Bañuela (1.323 m.), la cima más alta de Sierra Morena.

La ruta discurre por caminos públicos, la mayor parte del trazado dentro de los montes comunales del Ayuntamiento de Fuencaliente. Los montes comunales están dedicados a la caza mayor por lo que, si es época de caza, hay que asegurarse de que no haya montería, para lo que es conveniente llamar previamente al Ayuntamiento y evitar posible conflictos. Y, aunque esté de más recordarlo, no dejar basura, no dar gritos y no abandonar la pista.

La descripción de la ruta se hace desde Fuencaliente, pero se puede empezar junto al Campo de Fútbol (Km.2.7) donde no hay problemas de aparcamiento. Si se piensa hacer la ruta en sentido contrario al descrito, un buen lugar para empezar es en los Puentes del Egeño (Km.20.5).

Los puntos kilométricos están medidos con el cuentakilómetros de la bici, por lo que no son exactos pero sí muy aproximados. Aunque no es fácil perderse, se dan unas coordenadas GPS de referencia usando el dátum European 1950, por lo que habrá ligeras variaciones si se usa el dátum WGS84 que es el que se usa en Google Earth.

RUTA

Salimos de Fuencaliente desde la calle Mayor, donde se encuentran los bares Tropicana y Peñaescrita, en dirección a Puertollano; cruzamos el Río del Pueblo por el Puente de la Yedra y nos incorporamos a la carretera N-420 y seguimos por la carretera hasta el punto kilométrico 101.6, donde encontraremos un desvío a la derecha hacia las pinturas rupestres de Peñaescrita y la Batanera (Km. 2.3). Si hemos salido desde el Camping, desde el Hotel Los Azores o el hotel Sierra Madrona, nos incorporamos a la ruta en este punto.

Abandonamos la carretera por una pista asfaltada que arranca con una pendiente corta, pero pronunciada, y seguimos siempre por la pista asfaltada y las indicaciones de Peñaescrita (Km. 2.7). Pasamos por el Campo de Fútbol de la Dehesa y siguiendo cruzamos el pequeño polígono industrial de Fuencaliente y dejamos a la izquierda el desvío a Las Lastras.

Continuamos por la pista asfaltada y cruzamos el río Cereceda y comienza la subida hasta llegar a las Pinturas de Peñaescrita (Km. 6.0). Las pinturas se encuentran a 100 metros de la explanada que sirve de aparcamiento.


Buitrera de Navalmanzano

A partir de aquí la ruta sigue por pistas de tierra. Tras pasar la cadena, que impide el tráfico rodado, continuamos por terrenos de pinares; estamos en el Barranco de Peñaescrita, dentro de los Montes de Fuencaliente. En el Km. 6.7 hay una bifurcación y tomamos el camino de la derecha; cruzamos el Arroyo de Peñaescrita y subimos hasta el Collado del Piruetanal. En este punto abandonamos el Barranco de Peñaescrita y entramos en Navalmanzano.

En el Km. 8.4 (GPS 38º 24' 59.8" / 04º 16' 23.6") encontramos una bifurcación y seguimos por el carril de la izquierda. Si queremos abandonar la ruta, o hacerla más corta, cogemos el carril de la derecha que baja para unirse al camino de Fuencaliente, en el Km. 17.8 de la ruta principal. Seguimos la ruta y vemos, abajo a la derecha, las huertas del Escorialejo y a la izquierda el Peñón del Escorialejo, donde también hay pinturas rupestres. La vereda para subir a ver las pinturas rupestres esta indicada y se tarda unos quince minutos en subir.

Al pasar el siguiente regajo podemos ver la nefasta política de conservación que lleva a cabo en estos montes la Consejería de Medio Ambiente de Castilla - La Mancha. Aquí, con el fin de plantar pinos, todavía se siguen haciendo terrazas, una práctica forestal de gran impacto medioambiental que no se le ocurre ya ni al mas tonto de los ingenieros. En la primavera de 2007 la Consejería de Medio Ambiente realizó un brutal aterrazamiento destrozando un enebral con el único fin de plantar mas pinos.


Terrazas en el enebral de la Solana de Navalmanzano, abril/2007

La ruta sigue por la Solana de Navalmanzano; a la izquierda arriba queda el Pico Bañuela (1.323 m.), y a la derecha, cerrando el valle, Sierra Quintana, límite de las provincias de Ciudad Real y Jaén. En la cumbre de la Sierra de Navalmanzano, en lo mas abrupto del terreno, podemos ver el único pinar no repoblado de toda Sierra Morena. Esta joya botánica es objeto de estudio de numerosos científicos y botánicos hoy en día. De su importancia dice mucho el hecho de que ya existe un estudio del año 1868 realizado por Máximo Laguna cuando este pinar era el único que se podía encontrar en Sierra Morena; y otro dato sorprendente es que en las pinturas rupestres de Peñaescrita existe una figura que se identifica claramente con la representación esquemática de un pino. La lastra de rocas en la que se encuentra el pinar le ha permitido salvarse de los fuegos y llegar hasta nuestros días. La especie de pino es pinus pinaster, la misma que se usó luego para repoblación.

Cruzamos el Arroyo de Navalmanzano y, subiendo una cuesta, llegamos a la Casa de Navalmanzano (GPS 38º 24' 16.6" / 04º 13' 51.4") (Km. 13.6).


Peonías en Navalmanzano

Aquí nos juntamos con el Camino del Valle por el que hemos pasado en otra ruta [Ruta de los Valles]. Desde las ruinas de la Casa de Navalmanzano podemos contemplar la Buitrera de Navalmanzano en el Peñón de los Arenalejos.

A partir de aquí iniciamos el regreso por el Camino del Valle hasta llegar al Poyo de los Arenalejos (Km. 14.8) donde hay una puerta que dejaremos cerrada. La pista ya está en peores condiciones y bajamos, con prudencia, hasta el Collado del Saúco, (Km. 15.7), donde se incorpora por la izquierda, procedente del término municipal de Andújar, el camino del Panizal que recorremos en otra de las rutas [Ruta Virgen de la Cabeza].

Continuamos bajando, cruzamos el Arroyo de Navalmanzano y llegamos al Cortijo de Ambrosio (Km. 16.7), donde podemos beber agua en el chorro o descansar. Siguiendo la ruta, en el Km. 17.4 se une, por la derecha, el Camino del Escorialejo (el que abandonamos en el Km. 8.7 de la ruta), y enseguida cruzamos el Arroyo del Escorialejo, que se une al de Navalmanzano y a partir de aquí forman el Río Navalajeta.

En el Km. 19.7 llegamos al alto de Los Colladillos, cruce de otras rutas, bajamos rápidamente hasta los Puentes del Egeño (Km. 20.5) y llegamos a la carretera. A partir de aquí sólo nos queda subir hasta el pueblo, pasando por la Fuente de la Teja (Km. 21.7), de agua "jerrumbrosa", y llegar a Fuencaliente (Km. 22.8).