LA CUEVA DE LA SIERPE

La Cueva de la Sierpe, o de las Sierpes, es conocida por ser uno de los yacimientos de pinturas rupestres esquemáticas de Fuencaliente. Se encuentra cerca del puerto de Valderrepisa, en el paraje conocido como Umbría de Riñoncillo, y su acceso es relativamente fácil desde la carretera N-420. También se puede llegar desde la ermita de San Isidro, por el camino de la Casa de las Mimosas y del Puerto del Acetre, aunque el recorrido es bastante mas largo. El Puerto del Acetre es el nombre antiguo del Puerto de Valderrepisa; y el nombre de sierpe es sinónimo de serpiente. Aunque está en la sierra, encontrar la cueva es muy sencillo pues se ve desde el final del gran cortafuegos por el que subiremos y que nos servirá de referencia durante la ruta.

Mapa de la ruta

Si comenzamos la ruta desde Fuencaliente hay que salir por la carretera N-420 en dirección Norte, hacia Puertollano, hasta el km 107.0. En este punto dejamos la carretera hacia la izquierda por un pequeño camino que puede pasar inadvertido. Cogemos este camino, que sigue durante unos 200 metros en paralelo a la carretera, hasta encontrar una puerta para atravesar una valla cinegética. En este lugar debemos dejar el coche. Cruzamos la puerta y seguimos siempre por el camino principal, bordeando un pequeño pantanillo, hasta llegar a un gran cortafuegos conocido como la "Monda de Jorcaperros", que arranca desde la presa del pantano subiendo hacia la sierra. Seguimos siempre por la monda o cortafuegos, cruzamos el camino del Puerto del Acetre que viene de la ermita de San Isidro, y llegamos al final de los pinos donde termina el cortafuegos. Desde el final del cortafuegos ya es visible la entrada de la cueva.


Fotos de la Cueva de la Sierpe

La Cueva de la Sierpe, al igual que los principales yacimientos de pinturas rupestres de Fuencaliente, está protegida por una reja para evitar actos vandálicos. La cueva cuenta con pocas pinturas rupestres; en el lado derecho se aprecian muy bien dos figuras antropomorfas y debajo se ve un gran hueco ya que parte de la piedra fue arrancada para llevarse las pinturas. Desde la carretera se llega a la cueva en menos de 45 minutos.